Pronunciamiento de la Academia frente a la Ley 100 de 1993

Autores/as

  • José Felix Patiño Restrepo Academia Nacional de Medicina

Palabras clave:

Ley 100 de 1993, Medicina en Colombia, Academia Nacional de Medicina, Salud en Colombia

Resumen

A los 10 meses de iniciado el estudio, en febrero de 1999, la Academia publicó el correspondiente informe bajo el título “Ley 100 de 1993: Reforma y Crisis de la Salud. Impacto de la Reforma de la Seguridad Social en Salud sobre la Medicina como Profesión y como Ciencia”, que fue ampliamente divulgado. En esta publicación se hicieron recomendaciones muy precisas tendientes a corregir los graves defectos en la ejecución y puesta en práctica de la Ley 100 que han causado tan honda crisis en el sector de la salud, una crisis realmente sin antecedentes en la historia de Colombia, y que ha afectado principalmente a los hospitales públicos y al sector más desprotegido de la población.

La Academia registra con perplejidad que esta crisis haya ocurrido cuando, precisamente como consecuencia de lo establecido por la misma Ley 100, existe una abundancia de recursos destinada al sector, también sin precedentes en la historia del país.

Por todo ello, la nación entera se pregunta ¿qué se han hecho, a dónde han ido los recursos?

Un factor causal de lo que bien puede ser un sobrecogedor despilfarro de dineros públicos, es haber iniciado la operación de la Ley 100 sin una adecuada infraestructura de información, prácticamente sin mecanismos de control y bajo la concepción de crear una nueva industria, la industria de la salud.

Se puede afirmar que buena parte de los recursos destinados a la atención de la salud en Colombia, muy superiores a los disponibles antes de la Ley 100, no se invierten en atención, como consecuencia del considerable consumo en costos y utilidades de la intermediación.

Se esperaba que el poder del mercado produjera la contención de costos; esto significaría que sólo podrían contenerse reduciendo el ingreso de los proveedores, Instituciones Prestadoras de Salud (IPS) y de los profesionales de la salud. Como dice Theodore R., Marmor, profesor de la School of Management de Yale, “la ley más importante en economía médica es que los gastos siempre igualen a los ingresos”. Por supuesto, el lucro resulta de disminuir el gasto y aumentar las entradas.

Marmor dice, refiriéndose al futuro de la atención de la salud en los Estados Unidos, que estamos comenzado un período de realineación de fuerzas en la medicina, en gran parte vinculado al bienestar económico general. Actualmente el paciente encuentra restringidas sus opciones, más por objetivos financieros que por razones de cuidado médico. Al producirse un cambio en el bienestar, se planteará la disyuntiva de si las fuerzas de reforma se inclinarán a seguir conteniendo costos o, más bien, a proteger al paciente de las mencionadas restricciones.

En Colombia, donde las condiciones económicas son críticas, el impacto de la situación en salud lo siente el público casi con la misma intensidad que si se tratara de cambios similares en la canasta familiar....

Biografía del autor/a

José Felix Patiño Restrepo, Academia Nacional de Medicina

Comisión de Salud. Academia Nacional de Medicina

Cómo citar

[1]
Patiño Restrepo, J.F. 2000. Pronunciamiento de la Academia frente a la Ley 100 de 1993. Medicina. 22, 1 (abr. 2000), 66–69.

Descargas

Los datos de descargas todavía no están disponibles.

Descargas

Publicado

2000-04-22