Algunas Consideraciones Relativas al Hábito de Fumar en los Hospitales

Autores/as

  • José Felix Patiño Restrepo Academia Nacional de Medicina

Palabras clave:

hábito de fumar, cáncer pulmonar, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, enfermedad coronaria del corazón, neoplasias malignas, enfermedades vasculares

Resumen

El cigarrillo constituye el problema de salud más grave que enfrenta la sociedad moderna. El hábito de fumar resulta en elevadas tasas de morbilidad y está plenamente comprobado que disminuye notoriamente la expectativa de vida por el desarrollo de cáncer pulmonar, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, enfermedad coronaria del corazón y una variedad de neoplasias malignas y de enfermedades vasculares.

La medicina, la enfermería y las profesiones afines de la salud tienen como propósito y como misión promover la salud. Los hospitales son instituciones dedicadas al mantenimientoy la recuperación de la salud, y el personal que labora en ellos está totalmente comprometido contal objetivo.

Los empleados que trabajan en los hospitales, pero especialmente los pacientes y sus familiares, tienen el sagrado derecho a respirar un ambiente no contaminado. Si los hospitales permiten que se pueda fumar en sus instalacionesy, especialmente, si permiten que sus empleados fumen, deben entonces estar preparados para asumirla responsabilidad por la incomodidad o el daño quepuedan ocurrir a los empleados, pacientes, familiares yvisitantes que encuentren un ambiente contaminado.

Fumar es realmente incompatible con una profesión de salud. Significa una contradicción ante los postulados que gobiernan las actividades de los trabajadores de la salud, representa un mal ejemplo para el público y significa una actitud irresponsable que, según algunos observadores, raya en la falta de ética profesional. Sin embargo,se debe aceptar que en los hospitales hay personal profesional y técnico que fuma. Algunas personas jóvenes han iniciado el hábito hace poco tiempo, probablemente bajo una condición de sorprendente ignorancia;otras de mayor edad, conocen las implicaciones nocivas pero encuentran muy difícil suspender el arraigado hábito.Los primeros probablemente podrán sobreponerse; los segundos deberán abstenerse, por lo menos, de fumaren público.

Se propone que los hospitales inicien de inmediato una campaña sistemática para prohibir el fumar en su recinto,adoptando el lema que tienen ya algunas instituciones:

Si usted no respeta su salud, respete la de los demás: ¡No Fume!

Las siguientes acciones pueden ser implementadas:

1. Avisos y afiches explicando ál público la prohibición de fumar en los salones, oficinas, salas de espera, corredores, vestíbulos y habitaciones.
2. Prohibición estricta en las áreas de trabajo.
3. Destinación de un área para fumadores en las cafeterías.Estas áreas limitadas serían los únicos lugares donde se pueda fumar.
4. Programa educativo para el personal, especialmente para enfermeras y personal técnico y administrativo,donde parece residir la mayor ignorancia.
5. Retirar todos los ceniceros, y avisar que en los hospitales no hay ceniceros.
6. Prohibir en forma estricta que el personal uniformado o que tenga identificación del hospital, fume en público, aún en las áreas restringidas de las cafeterías.
7. Abstenerse de contratar personas que fumen o que no estén dispuestas a abandonar el hábito. Esta medidaes especialmente importante para los médicos, enfermerasy personal técnico.
8. Convertir a cada empleado del hospital en un adalid de la preservación de la salud mediante la lucha contrael hábito de fumar.

En general estas campañas deben ser dirigidas por la Sección de Neumología del respectivo hospital...

Descargas

Los datos de descargas todavía no están disponibles.

Biografía del autor/a

José Felix Patiño Restrepo, Academia Nacional de Medicina

Académico de Número

Descargas

Publicado

1986-12-31

Cómo citar

[1]
Patiño Restrepo, J.F. 1986. Algunas Consideraciones Relativas al Hábito de Fumar en los Hospitales. Medicina. 8, 3 (dic. 1986), 22–26.

Número

Sección

Artículos de Reflexión