EN LA ERA DEL CADUCEO DE MERCURIO

  • Hernán Urbina Joiro Academia de la Historia de Cartagena de Indias
Palabras clave: medicina, historia de la Medicina

Resumen

En un momento extraño el bastón de Asclepio, dios de la medicina, fue cambiado por el caduceo de Mercurio, dios del comercio y también de los ladrones.Distintas tradiciones griegas dicen que Asclepio se servía de un bastón y de la serpiente para sanar enfermos, enseñar y resucitar difuntos1,2 y que cuando volvió a la vida a Hipólito, hijo de Teseo, le había restado tantos muertos a Hades, rey de los infiernos, que el propio Hades fue a querellarse ante Zeus, quien convencido de la amenaza que representaría Asclepio para mantener el orden establecido, lo hirió con un rayo3,4. La vara de Asclepio —Esculapio para los romanos— con una serpiente enrollada simbolizó la sanación mediada por el médico5.De Hermes —Mercurio para los romanos—, dios griego del comercio, las comunicaciones, la astucia y los ladrones6, la tradición afirma que su caduceo consistía en un bastón de oro con alas y dos serpientes enrolladas, y que le fue regalado por Apolo a cambio de la flauta del dios Pan7. Una práctica anglosajona del siglo XVI, iniciada por el doctor William Butts, médico del rey Enrique VIII, introdujo el caduceo de Mercurio —en lugar de lavara de Asclepio— como símbolo entre médicos británicos8 y de allí pasó a galenos del cuerpo médico del ejército de los Estados Unidos y de diversas otras comunidades médicas. Por cierto, Mrs. Butts aparece en Enrique VIII, de William Shakespeare, como «El doctor Butts, médico del Rey»9.Sin embargo, de acuerdo con Michel Foucault, sólo en el siglo XVIII se expresaría en pleno la era de la «economía política»10 como el eje del arte de gobernar y en donde la medicina jugaría un papel central para vigilar a los pueblos, perseguir amenazas como la locura, los descarríos sexuales, las infecciones e incluso a la propia delincuencia11. En La vida de los hombres infames12, Foucault sostiene que fue en la Alemania de finales del siglo XVIII donde surgió esta «Ciencia del Estado»13 con «Policía Médica»14 y que operaba como administradora de la salud.

Biografía del autor/a

Hernán Urbina Joiro, Academia de la Historia de Cartagena de Indias
Médico del Colegio Mayor de Nuestra Señora del Rosario, Internista del Hospital Militar Central de Bogotá y Reumatólogo de laUNAM (México). Es escritor y miembro de la Academia de la Historia de Cartagena de Indias

Citas

1. Diccionario Enciclopédico Salvat Universal. Madrid. 1969. T. III. p. 208.
2. Sechi, Giosepina. Diccionario Akal de Mitología Universal. Madrid. 2007. p. 34.
3. Gibson, Michael. Monstruos, dioses y hombres de la Mitología Griega. Grupo Anaya. Madrid. 1985. p. 49.
4. Civita Víctor. Mitología. Abril S.A. Sao Paulo. 1973. T.1. pp. 195 y 240.
5. Urbina Joiro, Hernán. Bastones confundidos. Blog de Hernán Urbina Joiro. 25 de febrero de 2005. http://blog.hernan-urbina-joiro.com/bastones-confundidos.
6. Civita Víctor. Op. Cit. p. 180-190.
7. Guerber, H. A. Grecia y Roma, Mitos y leyendas. E. Editores. Madrid. 1997. p. 121.
8. Stenn, Frederick. El caduceo y la vara de Esculapio. Dos símbolos mitológicos vinculados con la Medicina que derivan del culto a la serpiente. BibliotecaVirtual de Salud de Cuba. http://bvs.sld.cu/revistas/his/cua_87/cua0487#x.
9. Shakespeare, William. Enrique VIII. Editorial Losada. Buenos Aires. 2008.
10. Foucault, Michel. Nacimiento de la biopolítica. Fondo de Cultura Económica. Buenos Aires. 2007. p. 30.
11. Foucault, Michel. Nacimiento de la biopolítica. Op. Cit. p. 36.
12. Foucault, Michel. La vida de los hombres infames. Museos de Buenos Aires. 1996.
13. Foucault. La vida de los hombres infames. Op. Cit. p. 57.
14. Foucault. La vida de los hombres infames. Op. Cit. p. 58.
15. Foucault. La vida de los hombres infames. Op. Cit. p. 65.
16. Foucault. La vida de los hombres infames. Op. Cit. p. 67.
17. Savater Fernando. Humanismo impenitente. Anagrama. Barcelona. 1990. p. 127-150.
18. De Francisco Zea, Adolfo. Humanismo y medicina. Academia Colombiana de Historia. Biblioteca de Historia Nacional. 1998. Bogotá. p. 43.
19. De Francisco Zea, Adolfo. Op. Cit. p. 46.
20. Robinson J.C. Reinvention of health insurance in the consumer era. JAMA 2004; 291:1880-1886.
21. Instituto de Seguros Sociales. Acuerdo 312 de 2004. Diario Oficial No. 45.478 de 2 de marzo de 2004. Bogotá.
22. Bardey David; Castaño Ramón La regulación de tarifas en el sector de la salud en Colombia. Revista de Economía Institucional. 2007. Volumen 9, número 17. p. 347-357.
23. Cifuentes Muñoz, Eduardo. Corte Constitucional de Colombia. Sentencia SU-111 de 1997.
24. Escobar Gil, Rodrigo. Corte Constitucional de Colombia. Sentencia T-341 de 2004.
25. Entrevista al Superintendente Nacional de Salud de Colombia, Mario Mejía Cardona. Diario El Espectador. Bogotá. 19 de julio de 2009.
26. Martin McKee, Nigel Edwards & Rifat Atun. Alianzas publico-privadas para los hospitales Boletín de la Organización Mundial de la Salud. Volumen 84, Noviembre 2006.
27. Ministerio de Salud. Censo del recurso humano y dinámica salarial del sector salud oficial 1994-1998. Bogotá, 1998.
28. De Francisco Zea, Adolfo. Op. Cit. p. 35.
29. Nota del diario EL PAÍS de España del 15/06/2009. http://www.elpais.com/articulo/sociedad/Novartis/ofrecera/gratis/paises/pobres/vacuna/nueva/gripe/elpepusoc/20090615elpepusoc_3/Tes
30. Arrazola P. Franco E. Demandas médicas: algunos aspectos jurídicos. En: Guzman F. Franco E. Rosselli A. La práctica de la Medicina y la ley. Biblioteca jurídica Diké. Bogotá. 1999.
31. Dickinson, Emily. Poema 396. Antología Bilingüe. Alianza Editorial. Madrid. 2001.
32. Urbina Joiro, Hernán. Humanización, humanismo y medicina. Conferencia. Club Valledupar 28 de abril de 2004.
33. Ardila, Enrique. Síndrome de Burnout y la depresión del médico de hoy. Acta Med. Colomb. Vol. 32. N°.3. Bogotá. 2007.
34. Gibson, Michael. Op. Cit. T. II. p. 468.
35. Urbina Joiro, Hernán. Sanadores heridos o el mito de Quirón. Diario El Pilón. 25 de septiembre de 1998.
Publicado
2010-06-13
Sección
Historia de la Medicina - Museo Historia de la Medicina