Noticias de la Academia de Medicina del Valle, Nueva Junta Directiva 2008-2010.

  • Antonio José Montoya Casella Academia Nacional de Medicina
Palabras clave: Medicina, Academia Nacional de Medicina, Capítulo Valle del Cauca

Resumen

La actual Junta Directiva de la Academia de Medicina del Valle del Cauca completó su período de actividades programado por dos años a partir de enero de 2006. El haberla presidido ha sido un encargo muy honroso el cual mi familia y la Junta Directiva me ayudaron a cumplir. Es importante resaltar que el reglamento de la Academia Nacional de Medicina establece en virtud de lo dispuesto en la ley 71 de 1890, ratificado por la ley 02 de 1979, y al tenor de lo contenido en el parágrafo 3º del articulo 171 de la ley 100 de 1993, que la Academia de Medicina es un organismo consultor y asesor del Gobierno para todos los asuntos relacionados con la salud pública del pueblo colombiano y la educación médica en Colombia. El Gobierno al crear la Ley 100, dio nacimiento a las EPS, con la loable idea de brindar cobertura de alta calidad en salud al 100 % de la población. Este propósito aun no se ha logrado. Faltan ocho millones y medio de habitantes por afiliarse. Al contrario, gracias a ella hemos sido testigos del continuo cierre de hospitales en toda la geografía colombiana y de las nuevas medidas tomadas para evitar el llamado paseo de la muerte. Las EPS, con el tiempo, se han fortalecido ocupando primerísimos lugares entre las empresas de mayor rentabilidad económica en la bolsa de valores; esto a costa de médicos mal pagados y de “clientes inconformes, como llaman ellas a nuestros pacientes”, debido a diversos factores, entre otros: citas controladas, respuesta tardía en su atención, formulación limitada de medicamentos y franquicias cada vez más costosas. Los médicos generales son presionados para limitar el número de inter consultas a los especialistas y éstos a su vez en la solicitud de exámenes. Con frecuencia la atención médica está acompañada de una tutela, que en muchas oportunidades se responde tardíamente. El mecanismo de la tutela ya hace parte del armamentario médico. El sistema nos ha llevado tanto a enfermos como a doctores a un triste pero real acuerdo “Las EPS no pueden perder, son un negocio que debe fortalecerse económicamente a base del trabajo mal remunerado del médico y de la reiterada insatisfacción del paciente”.

Biografía del autor/a

Antonio José Montoya Casella, Academia Nacional de Medicina
Academia Nacional de Medicina de Colombia. Capítulo del Valle del Cauca

Citas

La Deshumanización de la Medicina. Académico Gilberto Rueda Pérez, Revista de Medicina, No 46, pag. 3-9, 1997.
Publicado
2008-06-22