Dr. Gilberto Rueda Pérez. Expresidente de la Academia Nacional de Medicina, en la Sesión Solemne con Motivo de la Condecoración Impuesta al Profesor Ordóñez.

  • Gilberto Rueda Perez Academia Nacional de Medicina
Palabras clave: Medicina, Fisiología, Cardiología, J. Hernando Ordóñez Garay, Gilberto Rueda Perez

Resumen

Muy honrado y complacido me siento al haber sido designado para hacer la presentación del profesor J. Hernando Ordóñez al serle otorgada la Cruz de la Orden de la Academia Nacional de Medicina en su más alta categoría. Nada más merecido ni más justo que esta distinción que la Academia reserva a sus miembros más destacados, como el profesor Ordóñez, quien a lo largo de su ejercicio profesional ha sobresalido en forma destacada y ha honrado a la profesión, a la ciencia, a la Academia, a la Patria, a sus familiares, a sus innumerables discípulos y, sobre todo a sus pacientes a quienes atendió con cariño, honestidad y lujo de conocimientos a lo largo de sus más de 70 años de ejercicio profesional, con dedicación y eficiencia guiándose siempre por los postulados tradicionales de “Curar algunas veces, aliviar con frecuencia y consolar siempre”. Quiero, en este breve resumen de su extraordinaria actividad a lo largo de una extensa y sobresaliente vida llena de distinciones, destacar los sucesos que a mi juicio sobresalen por su calidad e importancia y por la agilidad y el brillo de su mente privilegiada que se han manifestado a lo largo de su vida como lo demuestran hechos como: Su primer trabajo de investigación cuando cursaba apenas el cuarto año de medicina en la UN en 1932, titulado “Biogénesis Natural y síntesis de la vida. Consideraciones generales sobre el estado vital de la materia”. Y el titulado “Reflexiones sobre la causa de las manifestaciones esenciales de la vida”, en 1933. Su laureada tesis de grado en 1935 con el trabajo sobre “Fisiología general de la contracción prosténica”. Su beca por concurso ese mismo año para estudios de postgrado en Francia. Sus trabajos sobre “Electrocardiografía de la altura” y sobre “Corazón y Anoxia” que le permitieron ascender al cargo de Asistente extranjero de la Cátedra de Fisiología de la Facultad de París bajo la dirección del Profesor León Binet en 1936. La honrosa distinción de la publicación de su trabajo sobre “ La contracción prosténica” en la revista Journal de Physiologie de Francia en compañía del profesor Binet en 1959. El haber obtenido, de regreso en Colombia, por concurso todos los escalones de profesorado tanto en la UN como en la U. Javeriana de la cual fue fundador y profesor emérito. El estudio sobre la “Melanosis de origen desconocido” según publicación hecha en los Anales de la Sociedad de Biología de Colombia en 1946 y reconocido internacionalmente con el nombre de “Melanosis de Ordóñez” en el diccionario de Epónimos, Síndromes y Enfermedades, de la National Library of Medicine en 1969. La inmensa distinción de haber sido escogido por los miembros del jurado calificador del premio Nóbel de Medicina en 1959 para nominar un candidato a esta, la más alta distinción a nivel mundial, lo cual demuestra claramente la inmensa categoría que estas personas preclaras otorgaban a la mente, al discernimiento y a la autoridad moral del profesor Ordóñez...

Biografía del autor/a

Gilberto Rueda Perez, Academia Nacional de Medicina
Expresidente de la Academia Nacional de Medicina
Publicado
2006-06-13