El Legado de Albert Schweitzer - RESUMEN DE VOCABULARIO DE LA SENSIBILIDAD PROFUNDA Y SUPERFICIAL

  • Alberto Cardenas Escovar Academia Nacional de Medicina
  • José Francisco Socarras Academia Colombiana de la Lengua
Palabras clave: Albert Schweitzer, Humanismo, Teología, sensibilidad profunda y superficial

Resumen

Octubre, 1989ALBERT SCHWEITZER(1875-1965) descuella en nuestro tiempo como ejemplo del verdadero humanismo. La vida entera de este alsaciano fue una extraordinaria aventura, entregada al servicio de sus semejantes. Su espíritu estuvo sin cesar colmado por una diversidad de estudios y tareas, a los cuales se sometió con pasión y profundidad, dando siempre lo mejor de sí mismo. Su actividad lo llevó a través de los campos de la teología, la religión, los estudios clásicos y la música, y en todas estas disciplinas alcanzó la excelencia. Con justicia es aclamado por su labor docente, su predicación, sus libros sobre teología, sobre la “Búsqueda de Jesús Histórico”, sobre Johann Sebastian Bach, los órganos y su construcción.Al leer su libro autobiográfico “De mi vida y de mi Pensamiento”, se comprende cómo contribuyeron múltiples factores afortunados, especialmente herencia, tradición, vida familiar, ambiente cultural y, sobre todo, esos impulsos individuales que los creyentes reconocemos como llamamientos de Dios para cumplir una misión específica, a través de la coherencia de la propia vida, para estructurar la personalidad de Schweitzer.Tanto su padre como su abuelo materno fueron pastores evangélicos.Su abuelo paterno fue maestro de escuela y organista. Schweitzer tenía apenas cinco años cuando comenzó a recibir de su padre lecciones de música, y ocho cuando comenzó a tocar el órgano. Atribuía su pasión por este instrumento a la herencia de su abuelo materno. A los nueve años tomó por primera vez el lugar del organista en un servicio, en Günsbach.Pero quizás el aspecto más conocido de la vida de Schweitzer es su carrera médica en Estrasburgo (1905-1912), la que emprendió cuando había cumplido los treinta años, después de renunciar su cargo de principal en el Colegio Teológico de Santo Tomás, contra las opiniones de la mayoría de sus familiares y sus amigos. Veamos lo que dice él mismo en su autobiografía sobre esta drástica decisión: ” … El plan que ahora había resuelto ejecutar había sido contemplado por largo tiempo, desde mis días de estudiante, cuando comenzó a golpearme el hecho, para mí incomprensible, del contraste entre mi vida feliz Y los sufrimientos y angustias de tanta gente a mi alrededor. Incluso en la escuela, me habían conmovido las condiciones de vida de algunos de mis compañeros, que yo comparaba con las de óptimo bienestar en que vivíamos en la casa parroquial de GÜnsbach”. ” … Me vino entonces la idea de que yo no debía aceptar esta felicidad sin dar algo a cambio de ella”.Según sus propias palabras, fue sólo gracias a su excelente salud como pudo sobrellevar el trabajo agobiador durante sus años de estudios médicos, pues continuó las obras literarias y las giras de conciertos, de todo lo cual derivaba los ingresos necesarios para su propia subsistencia y para la adquisición gradual de los equipos hospitalarios requeridos por el proyecto que ya había concebido. En todas estas tareas contó con el apoyo de su esposa Helen Breslaw, hija del famoso historiador de Estrasburgo, y con quien se había casado en 1912.Lo que vino a concretar sus planes fue la lectura de un aviso en el Journal des Missions Evangéliques sobre las calamitosas condiciones de salud en la Misión del Congo. De inmediato solicitó y obtuvo el permiso para fundar un hospital en Lambaréné, Africa Ecuatorial Francesa, para la atención de los enfermos y los necesitados. En esta presentación sería imposible dar cuenta de los esfuerzos, las dificultades y el ulterior éxito de tal empresa humanitaria...RESUMEN DE VOCABULARIO DE LA SENSIBILIDAD PROFUNDA Y SUPERFICIALI. Consideraciones NeurológicasLa sensibilidad se divide en superficial o protopática y profunda que puede ser consciente o inconsciente, discriminativa y cortical. La primera comprende las siguientes: a) táctil; b) térmica, y c) dolorosa. A la profunda consciente o balreslesia corresponden: a) el sentido muscular que nos da cuenta de las actitudes activas o pasivas; b) la sensibilidad de los movimientos; c) la sensibilidad ósea; d) la propiocepcián que nos permite apreciar la posición, el equilibrio y sus cambios, especialmente en la locomoción; e) la sensibilidad vibratoria o palestesia; f) la eSlereognosia o percepción de la forma de los objetos. La sensibilidad profunda inconsciente comprende: a) el tono muscular; b) la coordinación, y c) la estabilidad.La sensibilidad superficial se transmite de los órganos correspondientes de la piel o papilas a unas primeras neuronas, cuyas células se encuentran en los ganglios de las raíces posteriores de los nervios medulares. Al penetrar a la médula espinal, las fibras se subdividen así: las que conducen las sensibilidades dolorosa y térmica y parte de la táctil hacen sinapsis en los cuernos posteriores con una segunda neurona sensitiva, que cruza la médula y va hasta el tálamo, integrado por tres núcleos voluminosos de sustancia gris: uno interno, otro externo y un tercero medio anterior, los cuales limitan lateralmente con el ventrículo medio y forman el piso de los laterales.Las fibras que conducen la sensibilidad profunda y otra, parte de la táctil, ascienden por los cordones posteriores homolaterales de la médula hasta el bulbo raquídeo, y terminan allí en los núcleos de Goll y Burdach, donde hacen sinapsis con una segunda neurona que pasa al lado opuesto del órgano y asciende hasta el tálamo. La tercera neurona que empieza en este último lleva todas las formas de sensibilidad descrita a la corteza cerebral, lóbulo parietal, circunvalación postrolándica. Es allí donde la información discrimina las primeras formas de sensibilidad y las integra en complejos, merced a lo cual identificamos el Sitio de contacto, diferenciamos entre dos estímulos simultáneos y reconocemos un objeto colocado en la mano... 

Biografía del autor

Alberto Cardenas Escovar, Academia Nacional de Medicina
Especialista en Ginecología y Obstetricia
José Francisco Socarras, Academia Colombiana de la Lengua
Miembro de Número de la Academia Nacional de Medicina y de la Academia Colombiana de la Lengua

Citas

1. ADAMs, RAYMONDD., Profesor de la Universidad de Harvard. Principios de Neurología. Edilorial Reverte S. A. Barcelona. 1982.
2. CEDIELR., LiZARAZOH., PARRADE RIOS,L. Semiologia. Universidad Nacional. Bogotá. 1978.
3. DELP, MAHLONH. Propedéutica Médica. Interamericana, México. 1977.
4. Diccionario de Ciencias Médicas Dorland. Librería El Aleneo Editorial. Buenos Aires. 1979.
5. Diccionario de la Lengua Española. Real Academia Española. Vigésima Edición. Madrid. 1984.
6. Diccionario Terminológico de Ciencias Médicas. Salvat Editores. Barcelona. 1974. Mayo Clinc. Clinical Examina- (ion Neurology. Saunders. Philadelphia. 1982.
7. Enciclopedia del Idioma por Dámaso Alonso.
8. SOCARRAS,M. Conferencias. Inédito.
Publicado
1990-08-23
Sección
Historia de la Medicina - Museo Historia de la Medicina