Conocimiento, Tradición Académica y Ciencia Médica

  • José Felix Patiño Restrepo Academia Nacional de Medicina
Palabras clave: Academia Nacional de Medicina, Medicina, Salud, Historia de la Medicina en Colombia

Resumen

Discurso de Orden durante la Sesión Solemne con motivo de la posesión de la nueva Junta Directiva de la Academia Nacional de Medicina. Bogotá, abril 19 de 1990.Grande honor y excepcional privilegio se me ha deparado al encargarme el Discurso de Orden esta noche, cuando la Presidencia de la Academia hace tránsito entre dos preclaras figuras de la ciencia colombiana: Jorge Cavelier Gaviria y Efraím Otero Ruiz. La profunda admiración y caluroso afecto que por ellos profeso hacen este encargo aún más significativo.Jorge Cavelier Gaviria, continuador por deber filial y por tradición intelectual de la obra de ese gran realizador, médico y ciudadano eximio, el profesor Jorge E. Cavelier, a cuyo lado tuve la fortuna de trabajar durante dos decenios en el benemérito Hospital de La Samaritana por él fundado, culmina hoy obra imperecedera que se caracterizó por un dinámico impulso al desarrollo intelectual y físico de la Academia. Sus calidades de brillante ejecutivo y su capacidad como eficaz administrador fueron desplegadas con la generosa dedicación y contagioso entusiasmo que caracterizan todos los actos de su vida. Durante su presidencia vimos cómo, con regularidad pertinaz, la Academia desarrolló un sobresaliente programa científico, que incluyó una histórica sesión conjunta con la Academia Nacional de Medicina de Francia, la más antigua en su género en el mundo.Su visión futurista lo llevó a materializar una sentida aspiración de la Academia: la adquisición de la nueva sede, la cual albergará con dignidad a este cuerpo colegiado. La Academia y la medicina colombianas agradecen a usted, doctor Cavelier, y a su Junta Directiva, su memorable contribución.De excepcional brillo y elegancia intelectual, ha sido la vida de Efraim Otero Ruiz. Médico, investigador, literato, historiador, promotor de la ciencia, maestro de juventudes, Efraim Otero es una de las personalidades que ha dado lustre a la medicina colombiana en el ámbito internacional. Obtuvo su grado de doctor de medicina magna cum laude en la Pontificia Universidad Javeriana en 1956. A su regreso al país después de estudios de especialización en endocrinología y medicina nuclear en los Estados Unidos, fue por varios años el líder intelectual dellnstituto Nacional de Cancerología, donde ocupó la Jefatura del Departamento de Investigación. Consultor de la Comisión de Energía Atómica de los Estados Unidos, representante titular de Colombia y luego presidente de la Comisión Ejecutiva Permanente del Consejo Interamericano de Educación, Ciencia y Cultura, presidente de la Federación Panamericana de Facultades de Medicina, presidente de la Comisión de Ciencia y Tecnología del Convenio Andrés Bello, director de COLCIENCIAS, ministro de Salud, consultor de la Organización Mundial de la Salud, miembro del Comité de Adjudicaciones del Consejo Nacional de Investigaciones de los Estados Unidos, son algunas de las posiciones que el académico Otero ha ostentado con singular distinción. Autor de dos libros y de 77 trabajos científicos, el doctor Otero es miembro de numerosas sociedades científicas nacionales y extranjeras. Es recipiendario de condecoraciones y distinciones académicas en los Estados Unidos y en varias naciones de Europa y América Latina. Actualmente es jefe de la Sección de Endocrinología del Centro Médico de los Andes de la Fundación Santa Fe de Bogotá y profesor de medicina interna en las universidades Javerianay Nacional.En este severo recinto de la Academia Colombiana confiere hoy la Academia Nacional de Medicina, siguiendo una tradición centenaria, la investidura de presidente a un hombre de acendrados títulos intelectuales.Lo acompañará en su gestión Adolfo de Francisco Zea, como vicepresidente. Es De Francisco, dueño de una de las más claras inteligencias médicas de Colombia, depurada cultura y calidades humanas insuperables; la amistad familiar y personal que nos une, de toda la vida, no hace sino reafirmar el elevado concepto que de él tengo. Otros dos de los más ilustres miembros, Alberto Hernández Sáenz y Alfredo Jácome Roca, completan la nueva Junta Directiva. Ellos, bajo la sabia tutela del eximio secretario perpetuo, el profesor César Augusto Pantoja, sabrán guiar a la Academia para el mejor cumplimiento de sus elevados propósitos.En esta solemne ocasión me he propuesto disertar brevemente sobre tres aspectos que se interlazan para constituirse en la esencia de la labor de una academia de medicina. Son ellos: el conocimiento, la tradición académica y la ciencia médica...

Citas

l. AOLER,MJ, GORMAN,W. (Editors). The Great Ideas. A Syntopieon ofGreat Books ofthe Westem World. Know/edge.Volume 1.Encyclopedia Britannica, Ine. Chieago, 1952.
2. DIOGENESLAERCIO.Vida, opiniones y sentencias de los filósofos más ilustres. Libro Quinto, Tomo 1. Aristóteles.Ediciones Teorema. Barcelona, 1985.
3. CHAVEZ, Ignacio. A bachellorbeholds the world. Commencement address in the Ceremony of Claremont Men’ s College. (the 9 th. june 1963). Universidad Nacional Autónoma de México. División General de Publicaciones. México, D.F., 1963.
4. Encyclopedia Britannica. Volume l. William Benton Publisher. Chicago, 1965.
5. PATlÑO, JF. Vida y obra de Francisco Hemández. La Orden Francisco Hemández. Federación Panamericana de Asociaciones de Facultades (Escuelas) de Medicina. Bogotá, 1984.
6. CUERVO MARQUEZ, L. Centenario del doctor Nicolás Osorio. Elogio del Maestro. Rev Acad Colomb Cienc Ex Fis Natural, 1938;I1(7):477 .
7. ADLER, MJ, GORMAN, W. (Editors) The Great Ideas. A Syntopicon ofGreat Books ofthe Westem World. Medicine.Volume II. Encyclopedia Britannica, Inc. Chicago, 1952.
8. PATIÑO, JF. Nuevas orientaciones en la formación de postgrado. Conferencia pronunciada en el Congreso de Exalumnos de Medicina de la Universidad Nacional de Colombia, junio 2 de 1989. Médicas UIS I1I, 1989-90;(4):211.
9. PATIÑO, JF. Inauguración del Simposio. En: Las Bases Moleculares de la Vida y la Enfermedad. Editado por JF.
PATIÑO y G. ROMAN. Fundación OFA para el Avance de las Ciencias Biomédicas y Carlos Valencia Editores. Bogotá, 1980.
10. Panamerican Health Organization/World Health Organization. Health for aH by the year 2000. 5trategies. PAHO/ WHO, 1980.
11. NELsoN, TI., ALKON, DL. Specific high molecular weight mRNAs induced by associative learning in Hermissenda. Proc Natl Acad 5ci USA, 1990;87:269.
12. COTMAN, CW., LYNCH, GS. The neurobiology of learningand memory. Cognition, 1989;33:201.
13.McGAUGH, JL. Dissociation learning and performance: drug and hormone enhancement 01′ memory storage. Brain Res Bull. 1989;23:339.
14. BENINGER, RJ. Dissociating the effects of altered dopaminergic function on performance and learning. Brain Res Bull. 1989;23:365.
15. KOOB, GF, LEBRuN, C, BLUTHE, RM, et al. Role 01′ neuropeptides in learning versus performance: focus on vasopressin. Brain Res Bull. 1989;23:359.
16. PATIÑO, JF. Prólogo. En: PATlÑO, JF, Román-Campos, G. (Editores). Avances en neurobiología. Fundación OFA para el Avance de las Ciencias Biomédicas y Carlos Valencia Editores. Bogotá, 1981.
Publicado
1990-12-23