Volver a los detalles del artículo COLECISTITIS ACALCULOSA Y COVID-19. REPORTE DE CASO